CONTENIDO DEL AULA:

Categorías del Blog

estudiante_triste_libros_lapiz_easy_math

¿Por qué hay estudiantes que odian las matemáticas?

Siempre que hablamos de las matemáticas, parece que todos en algún momento las hemos odiado. Y como ves hablo en plural porque sí, yo me incluyo en este grupo de persona.

Como ya sabes, en mi época de estudiante de EGB (lo sé, tengo cierta edad jajaja), las matemáticas no eran mi fuerte y me costaban no lo sabes tú bien.

Cada vez que pensaba en la clase de mates, los sentimientos eran una mezcla entre ansiedad, miedo, sensación de no entender nada, … Pero todo cambió en 1º de BUP cuando tuve a mi profesora Conchi (los que estáis suscritos a mi newsletter ya lo sabéis. Así que te invito a que te suscribas y sabrás más de mi historia).

De ahí que te pregunte: ¿Crees que el profesor juega un papel importante para que los alumnos entiendan u odien las mates? ¿Tan difíciles son o el problema es que no se enseñan bien? Este es un debate muuuyyyy complicado, pero como profesora, no puede decirte las veces que he escuchado frases del tipo: “Soy más de letras, así que los números se me dan mal”, “Soy muy mal@ con los números”, …

Soy de la opinión que NUNCA ES TARDE, todos absolutamente todos podemos entender las matemáticas. Debemos tener la mente abierta y “darle” una oportunidad, o mejor dicho, darme una oportunidad. Nada me haría más feliz que conmigo pudieras entender por fin las matemáticas. Estoy al 100% segura que juntos llegaremos lejos.

Pero también he de decir que, generalmente estos pensamientos negativos se generan en nuestra etapa en primaria. Estudios realizados por la Universidad de Harvard revelan que desde pequeños tenemos una habilidad innata para el manejo de cantidades.

Por ejemplo, cuando nos dicen “Si en una bolsa pongo dos manzanas y tres peras, ¿cuántas frutas tengo en total dentro de la bolsa?”, nos resulta fácil llegar al resultado ¿no?. Pues bien, cada vez que se va complicando más esta asignatura, empezamos a coger cierta manía antipatía que nos costará bastante abandonar en nuestra etapa de secundaria.

Hay mucha parte científica detrás de este fenómeno (la abstracción es uno de ellos), pero yo me voy a centrar más en otros aspectos, ya que a mi parecer resultan más interesantes y creo que a ti también, sobretodo porque son motivos conocidos y vividos por muchos de nosotros.

Según describen los investigadores Morrison & Siegel en el Manual de dificultades de aprendizaje: lenguaje, lecto-escritura y matemáticas, las dificultades del aprendizaje en matemática se duelen dar por los siguientes motivos:

  1. Falta de conocimientos previos (tener una mala base).
  2. Falta de instrucción.
  3. Presentación inadecuada de los estímulos.
  4. Refuerzo insuficiente.
  5. Procedimientos inadecuados.

Muchas veces me he encontrado que un alumno no ha sido capaz de resolver un problema o ejercicio, porque no ha entendido lo que le preguntaban. Es decir, la comprensión lingüística es otro de los problemas a la hora de enfrentarse a un problema matemático.

Lo más importante es tener una buena base, empezar desde abajo. No tengas miedo a preguntar, levanta la mano y pregunta las veces que haga falta. Aunque te cueste creerlo, a los profesores nos encanta que preguntéis, eso significa que estáis atentos y eso mola!

Así que vamos a ponernos manos a la obra y crear esa buena base de la que tanto hablo, y poder así entender todo lo que nos pongan en clase (y evidentemente, en nuestra vida diaria).

Y ahora te quiero hacer una pregunta: ¿Te gustan u odias las mates?, ¿Te pasó algo para que cambiaras la percepción hacia esta asignatura? Me encantará leer tus comentarios aquí debajo.

Te mando un abrazo enorme y nos vemos la semana que viene!

Deja un comentario

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email