Seleccionar página

En las asesorías para padres el tema de la comunicación con los hijos adolescentes siempre sale. Es algo que a todos los padres les preocupa porque han notado un cambio grande desde que su hijo ha entrado en la bendita etapa adolescente. ¿Te pasa lo mismo? Pues sigue leyendo porque este artículo te interesa.

 

Hay que tener muy claro que durante la adolescencia se sufren muchos cambios y no solo lo sufren nuestros hijos, sino que el entorno familiar también se ve afectado. Y en primera instancia la forma en la que nos comunicamos entre todos tiene un peso muy importante para llevar la adolescencia de otra manera.

 

Yo siempre comparo la adolescencia con un temporal. Estoy segura que esta metáfora te va a ayudar como padre a entender cómo llevar la adolescencia sin desesperarte del todo. Imagínate que estás con tu barco en alta mar y de repente se levanta un aire brutal. ¿Se te ocurriría en algún momento intentar para el aire que te entra en las velas para que el barco dejara de moverse? Me atrevería a asegurarte casi al 100% que ni se te pasaría por la cabeza intentarlo.

 

¿Qué harías? Simplemente intentar llegar a tierra firme lo antes posible y esperar a que el temporal pasara y volver a navegar, ¿verdad? Pues con la adolescencia pasa exactamente lo mismo. No intentes parar la adolescencia porque sí o sí la vas a tener que pasar. Es una etapa por la que nuestros hijos han de pasar y tiene mucho que ver cómo la capeamos nosotros.

 

De la misma manera que no se te pasa por la cabeza intentar parar el viento, con la etapa adolescente debemos actuar igual. Para ello hay muchas estrategias que te ayudarán a sobrellevarla de la mejor manera (tanto para ti como para tu hijo).

 

Una de ellas es evitar el enfrentamiento. Recuerda una situación en la que has acabado a grito pelado con tu hijo con portazo incluído. Y evidentemente la espantá por respuesta. ¿Cómo te has sentido tú? ¿Qué has sacado de positivo de esa discusión? Normalmente nos sentimos muy mal como padres y esas situaciones nos incomodan.

 

Debes evitar a toda costa el enfrentamiento y discutir por discutir porque tú sí que tienes la capacidad como adulto de distinguir entre discusión y conversación. De todo esto y cómo actuar para dejar de discutir voy a estar hablando en el Taller gratuito “Los 9 secretos para hablar (y dejar de discutir) con tu hijo adolescente”.

 

 

Te invito a que te apuntes para aprender juntos lo que puedes hacer para ayudar a tu hijo adolescente y ayudar a toda la unidad familiar a pasar esta etapa lo mejor posible.

 

Te puedes apuntar pinchando en este enlace. Te espero en el directo!

 

¿Tienes herramientas para sobrellevar las discusiones con tu hijo adolescente? Compártelas y así nos ayudamos unos a otros.

 

Un abrazo enorme 💚